lola

Peligros, mi centro comercial favorito

Se acercan unas fechas en las que tradicionalmente, por los regalos y demás, solemos comprar más que el resto del año. La apertura de grandes superficies en el área metropolitana amenaza al pequeño comercio local, ese que da vida a nuestros pueblos, del que viven tantas familias que son nuestros vecinos, hermanos, hijos, tíos… Por eso yo compro en Peligros, en Navidad y todo el año. Yo no quiero un Peligros vacío, sin vida en estas fechas. Es a donde están ligados mis recuerdos de pequeña, es donde compro con confianza, con garantías, con la tranquilidad de que puedo volver al día siguiente y me voy a encontrar a un conocido, que me atenderá como a una amiga, de tú a tú.  Peligros es mi centro comercial favorito. Y más, si cabe, desde que los comerciantes y los empresarios se han asociado en ACEP, para trabajar por ofrecernos el mejor servicio, el mejor trato. Junto con el Ayuntamiento en general, y la Concejalía de Comercio en particular, hemos colaborado para aderezar estas fiestas navideñas con una programación de actividades que ya habréis podido ver en la página anterior de esta revista. La colaboración es constante y va a continuar, por el bien de los comercios que es el bien de Peligros. Pasear por la calle, tomar un café, saludar a la vecina, preguntar por un artículo, probarte un vestido, pedir algo especial al tendero… ¿Dónde mejor que en Peligros?

Lola Rivera, concejala de Comercio.