El Ayuntamiento recibe el Punto Limpio y trabaja ya en su puesta en marcha

recepcion punto limpioEl Ayuntamiento de Peligros ha recibido este martes el Punto Limpio ubicado junto al vial de Monteluz. Una superficie de 2.000 metros cuadrados, en terrenos aportados por el Ayuntamiento y habilitados por la Consejería de Medio Ambiente, que permitirá reciclar todo aquello que no se puede tirar en los contenedores de residuos sólidos urbanos habituales. Desde aceites de cocina y motor, hasta escombros, muebles, o electrodomésticos.

Tras la recepción del Punto Limpio -similar al que hay en Granada, en el polígono El Florío- el Ayuntamiento tiene que aprobar una ordenanza para la gestión directa del centro, o para su adjudicación. La ordenanza establecerá los precios mínimos para la recogida de desechos o su gratuidad, en su caso.

Han formalizado la recepción del Punto Limpio el alcalde de Peligros, Roberto García, la concejala de Medio Ambiente, Lola Rivera, y la delegada de Medio Ambiente en Granada, Inmaculada Oria, quien ha destacado la “excelente ubicación” de los terrenos cedidos por el Ayuntamiento, que tienen acceso desde el vial de Monteluz.

Roberto García ha destacado que el Punto Limpio es fruto de una gestión de años, que es un compromiso electoral cumplido, y que amplía los servicios de reciclaje y retirada de residuos que ya existen, como el servicio de recogida de enseres que presta el Ayuntamiento, totalmente gratuito, y que opera los martes y los jueves por la mañana (para solicitar la recogida de muebles y otros enseres solo hay que llamar al 958400065 o rellenar el formulario de petición que hay en la web municipal).

En el nuevo Punto Limpio se podrán depositar todos los residuos domésticos peligrosos o de gran volumen: aceites usados, ropa y otros textiles, pinturas, pegamentos, pinturas, baterías de vehículos, lámparas, productos químicos, productos de limpieza, medicamentos, muebles y enseres, electrodomésticos, cartones, maderas, escombros y chatarras metálicas procedentes de pequeñas reformas domésticas, cables, restos de poda y jardinería…

El Punto Limpio puede ser gestionado directamente por el Ayuntamiento o por empresas privadas adjudicatarias, y los residuos son tratados de forma adecuada y reutilizados si es posible.

El Ayuntamiento de Peligros pone en marcha una patrulla verde para informar de las normas de convivencia

patrulla verde web

La concejala de Medio Ambiente, Lola Rivera, con las actuales integrantes de la patrulla verde.

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Peligros ha puesto en marcha una patrulla verde, que se encarga de suministrar y concienciar sobre las normas de convivencia como el horario correcto para depositar las basuras en los contenedores, separar materiales para el reciclado, o la obligación de retirar los excrementos de los perros en bolsas que la propia patrulla distribuye, para depositarlos en los contenedores habilitados al efecto por la Concejalía en todo el municipio.

“La patrulla verde está compuesta por mujeres que trabajan en turnos de tres horas y media al día, durante un mes, y está siendo muy bien recibida por los vecinos de la localidad que, tras unos días de funcionamiento ya ven un pueblo más limpio”, comenta la concejala de Medio Ambiente, Lola Rivera.

La Concejalía de Medio Ambiente está llevando a cabo numerosas medidas para lograr un municipio más limpio y respetuoso con el entorno; entre ellas, algunas solicitadas por la ciudadanía en los presupuestos participativos de este año, como la apertura de un parque específico para el recreo y las deposiciones de los animales de compañía. El parque, de 200 metros cuadrados, acaba de ser inaugurado en el centro urbano de Peligros.

Medio Ambiente ha distribuido además quince contenedores con cepillo y recogedor por todo el municipio, para depositar los excrementos de las mascotas, y cumplir así con la ordenanza de la convivencia que obliga a los dueños de perros a recoger y retirar los excrementos, bajo sanción de hasta 500 euros.

Es una de las informaciones que distribuye la patrulla verde, que está repartiendo además bolsas específicas para estos fines, y advirtiendo de que la Policía Local tiene la potestad para tramitar las multas.

La Concejalía se ha dotado además con un camión de segunda mano, para dar servicio al personal del área, que ha permitido al Ayuntamiento un importante ahorro económico, ya que evita el alquiler del vehículo que se venía dando cuando era necesario (para trabajos como la poda, mantenimiento de jardines…).

Las trabajadoras de la patrulla verde están recibiendo las quejas de los usuarios por la nueva tasa de tratamiento de residuos sólidos urbanos que ha empezado a cobrar la Diputación. “Algunas personas nos están comentado que no van a separar materiales, ya que les van a cobrar una tasa por el reciclaje”, afirman las integrantes actuales de la patrulla, que se reúnen cada lunes con la concejala de Medio Ambiente para poner en común conocimientos e incidencias. Lola Rivera, concejala, insiste en la necesidad de colaborar en el mantenimiento del medio ambiente separando materiales para la recogida selectiva.

Además de recordar las normas de convivencia (depositar la basura en los contenedores entre las 17:30 y las 22:30 horas, la basura orgánica siempre en bolsas cerradas y en los contenedores adecuados, recogida selectiva de papel, envases, vidrio y aceites, recogida de excrementos de mascotas de la vía pública…) y las sanciones que puede acarrear su incumplimiento, la patrulla verde proporciona consejos para evitar situaciones desagradables: no depositar ceniza en los contenedores para evitar que ardan; usar las papeleras, respetar las zonas verdes, no deteriorar el mobiliario y los espacios públicos, no emitir ruidos innecesarios, mantener limpios los solares, utilizar el servicio gratuito de recogida de poda y enseres inservibles en el propio hogar (avisos en el teléfono 958400086) y ser responsable con el consumo de energía, entre otras indicaciones.