Ayuntamiento, Cultura

Peligros vuelve a 1812 con una representación histórica del episodio de Las Mozuelas

Peligros vivió este sábado una noche histórica, con la primera representación teatral de Las Mozuelas, en más de 200 años. La tradicional fiesta local se ha visto enriquecida con esta escenificación, que despertó el interés de más de 800 espectadores, según los cálculos de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Peligros. Su responsable, Cristina López Núñez, anuncia que el evento se irá enriqueciendo en los próximos años, “con el ánimo de trasladarnos esos días a 1812”.

En el episodio de Las Mozuelas, alimentado por la leyenda a lo largo de dos siglos, la población de Peligros, oprimida por la invasión francesa, se levantó en 1812 contra los invasores, que habían robado el cáliz de la iglesia con la sagrada forma. Cáliz que recuperaron “las mozuelas” que habían huido al monte junto a los hombres que se oponían al dominio napoleónico.

La representación teatral ha sido posible gracias a la iniciativa de la Concejalía de Cultura, y a la labor del aula municipal y la escuela municipal de teatro. Más de 90 actores y actrices del grupo han participado en la obra, que ha contado con el asesoramiento y la supervisión del historiador Antonio Ceballos, vecino de Peligros. Raquel Vaquero, directora del aula de teatro, ha estado al frente de esta primera representación, haciéndose cargo desde la escenografía hasta el vestuario o la dirección de actores.

El grupo de actores y actrices recorrió las calles de Peligros, previamente, portando antorchas y enarbolando gritos de “fuera los franceses” o “abajo Napoleón”. En el pasacalles, estuvieron acompañados por la agrupación musical La Fe de Granada.

El 25 de mayo es fiesta local en Peligros, con un importante componente religioso desde sus inicios. Según cuenta la historia, los soldados franceses robaron el cáliz de la iglesia de San Ildefonso; descubiertos por el sacristán, en la refriega murió un niño. Indignada, la población se levantó y acabó muriendo también un soldado francés. Días después, las mozuelas escondidas en el monte encontraron el cáliz y lo devolvieron a la iglesia. El cura organizó un acto de desagravio por esta afrenta, que derivó en la procesión y la festividad que perdura hasta nuestros días.

“Hay varias versiones de lo que pasó esos días. Hay quien dice que murió un niño, otros dicen que solo se puede asegurar que hubo un robo en la iglesia… Lo que sí parece claro es que las muchachas del pueblo jugaron un papel principal en la recuperación del cáliz robado y que eso dio origen a la festividad de Las Mozuelas”, explica la concejala de Cultura, Cristina López Núñez, que felicita a Raquel Vaquero, al aula municipal y a la escuela de teatro, al técnico de sonido, Josué Rodríguez, quien diseñó la luz y el sonido, y al equipo técnico del Teatro Pablo Neruda, por “una representación de un elevado nivel, que emocionó a los centenares de peligreños y peligreñas reunidos en el Anfiteatro”.

Asimismo, la concejala de Cultura quiere agradecer públicamente a todas las áreas municipales que han estado implicadas en la celebración de este evento de grandes dimensiones.

En opinión de la concejala, “la fiesta se hace más grande con el apoyo institucional, en aras a preservar las costumbres y tradiciones de Peligros”. Tras la primera representación, afirma sentirse “orgullosa y satisfecha”, también por “haber cumplido un compromiso electoral de Ganemos Peligros”.

En los medios:

Compartir