La mayoría de padres y madres del colegio Manuel de Falla se muestran a favor de los Caminos Escolares Seguros

La Concejalía de Medio Ambiente ha realizado 322 encuestas personales, de las que 198 han respondido que quieren que el proyecto continúe en septiembre

Las madres y los padres del alumnado del colegio Manuel de Falla de Peligros quieren continuar con la experiencia de Caminos Escolares Seguros de forma mayoritaria. Así lo concluye el estudio realizado por la Concejalía de Medio Ambiente, con 322 encuestas personales que han dado como resultado 193 opiniones favorables a continuar con los Caminos Escolares Seguros, 98 en contra, y 31 no sabe o no contesta.

La concejala de Medio Ambiente, Lola Rivera, que es también responsable de las áreas de Policía Local y Protección Civil, manifiesta su “compromiso personal de continuar los encuentros con todas las partes implicadas para llegar a un proyecto que permita garantizar la seguridad de nuestros niños” y su intención de hacer extensivo ese proyecto a todos los centros educativos del municipio (el CEIP Gloria Fuertes y el IES Clara Campoamor).

La experiencia piloto de Caminos Escolares Seguros se desarrolló con gran éxito a finales del mes de abril. El ensayo consistió en la reordenación del tráfico en el entorno del colegio a las horas de entrada y salida de los niños, y la puesta a disposición de la comunidad escolar de tres parkings para dejar el coche en las cercanías, y realizar andando los últimos metros hasta el centro escolar.

La Diputación de Granada, el AMPA Amor Brujo del CEIP Manuel de Falla, la dirección del colegio, la Dirección General de Tráfico, la Policía Local y Protección Civil estuvieron implicados en el proyecto de Caminos Escolares Seguros, que fue uno de los más votados en los presupuestos participativos del año pasado. Un proyecto que están poniendo en marcha también otros municipios como Albolote, La Zubia, Guadix o Íllora.

Después de la experiencia piloto, la Concejalía de Medio Ambiente ha realizado una encuesta para conocer la opinión de padres y madres, con la pregunta: “De acuerdo con los objetivos propuestos, y tras el desarrollo y puesta en marcha del proyecto de Caminos Escolares Seguros, ¿consideras que debemos seguir adelante con este proyecto?”. Y han dicho sí 193 padres y madres, por 98 respuestas negativas y 31 sin contestar.

“El proyecto de Caminos Escolares Seguros ha tenido muy buena aceptación, si bien es evidente, por las sugerencias recogidas en las encuestas, que hay que seguir trabajando en todos los ámbitos que afectan a esta idea, con campañas de concienciación y educación, información, infraestructuras, etcétera. Para ello, es indispensable contar con la participación de todas las partes implicadas”, ha dicho Lola Rivera, concejala de Medio Ambiente, tras conocer los resultados de la encuesta.

Entrando en el detalle de la misma, quienes se muestran favorables a continuar con la experiencia no son residentes en la zona, y desde que se puso en marcha la iniciativa acceden a pie al colegio, en su práctica totalidad. No tienen problemas de aparcamiento con las tres zonas habilitadas, y apuestan por continuar con campañas de concienciación desde el colegio y el Ayuntamiento, y de información sobre los nuevos aparcamientos y la necesidad de respetarlos. La mayoría sugieren que se restrinja también el acceso con vehículos de los residentes o autorizados, veinte minutos antes y veinte minutos después de las horas de entrada y salida al centro.

Quienes opinan que no hay que continuar con los Caminos Escolares Seguros no son residentes en su totalidad; en la mayoría de los casos viven en zonas residenciales del municipio, o incluso no viven en Peligros. Para justificar su rechazo, manifiestan factores de tiempo y trabajo, o las inclemencias meteorológicas. Más de la mitad reconocen no tener problema con el aparcamiento. En las sugerencias, afirman que la zona delimitada es demasiado amplia y proponen que se reduzca. Igual que quienes están a favor, no consideran conveniente el acceso permitido a residentes o autorizados en los intervalos de tiempo de entrada y salida. Consideran, además, que hacen falta campañas de concienciación e información y que, si no se hacen, no se apliquen las sanciones correspondientes.

Finalmente, quienes no saben o no contestan aducen que hay que seguir informando del proyecto, seguir recogiendo opiniones o alternativas a la zona restringida.

20150430_090020